¿Pueden provocar impotencia los asientos de la bicicleta?

266
image_pdfimage_print

Estudios médicos y biomecánicos de prestigiosos Centros Médicos y Universidades indican que pedalear largas horas y en forma muy frecuente puede provocar impotencia sexual.

La impotencia sexual y otras afecciones en los hombres que practican ciclismo están directamente relacionadas con el asiento de la bicicleta, según los resultados de varios estudios internacionales. En ellos también se acredita un aumento de las consultas respecto la relación del ciclismo con la disfunsión eréctil, y qué hacer respecto a el problema.

 

Un factor importante a considerar en la elección de un asiento es que tenga la anchura correspondiente según cada persona y una adecuada oquedad o definitivamente un hueco completo en medio de este, lo que permita aminorar el sufrimiento del perineo, ubicado entre el ano y los genitales evitando la compresión de las arterias y nervios que los irrigan, mismas arterias y nervios que en el caso de las mujeres enervan el clitoris sin enbargo los posibles daños del asiento en las mujeres no han sido estudiados con profundidad.

Ahora bien, sin ir más lejos y para tranquilidad de todos los amantes de la bicicleta, dos de los más grandes ciclistas de todos los tiempos el belga Eddy Merckx y el frances Bernard Hinault son felices padres de dos hijos cada uno.