Una decena de organizaciones de ciudadanos chilenos realizaron esta semana diversas actividades de protesta, advirtiendo que las muertes de ciclistas han aumentado un 28% este año y acusando a las autoridades de inacción y negligencia.

“Los ciclistas fueron excluidos por el gobierno y nos quedamos sin protección, lo que está directamente relacionado con el aumento de muertes, entre otros factores”, dijo a Sputnik Sandra Aguilera, coordinadora general del colectivo Muévete.

Esta semana Aguilera junto con una decena de líderes sociales vinculados al ciclismo, el urbanismo y el deporte firmaron una carta que llegó a La Moneda (Sede del Gobierno), concretamente al Ministerio del Interior y Seguridad Pública, titulada “No + Ciclistas Muertos”.

En él, se destaca que de enero a septiembre de este año murieron 85 ciclistas en accidentes de tránsito, presentando un incremento del 28 por ciento en relación al mismo período del año anterior.

Además, este miércoles, un grupo de ciclistas llegó al Ministerio de Transporte donde se estaba realizando un despacho televisivo para los medios, e interrumpieron la transmisión levantando una pantalla con el mismo título: “No + Ciclistas Muertos”.

Aguilera explicó que si bien esta campaña ha ganado visibilidad en la última semana, los ciclistas han advertido desde marzo de un aumento de muertes y accidentes.

“Hemos hecho esta denuncia desde principios de año, lo que pasa es que ahora los medios nos muestran por qué ya hemos hablado de dolor y preocupación, pero es una amenaza que nos puede pasar a cualquiera, ya sea ciclista o peatón”, dijo.

La portavoz señaló que el Gobierno ha sido convocado en reiteradas ocasiones para que se responsabilice del tema, pero aseguró que “tenemos pocas respuestas, hay una omisión que nos ha llevado a lamentar tantos ciclistas muertos y poco más de 200 peatones, y si las autoridades no lo hacen hazte cargo vamos a cerrar con un número muy terrible este año ».

En particular, los ciclistas chilenos están pidiendo una mayor coordinación entre la policía, las autoridades comunitarias y el Ejecutivo para aumentar la supervisión de la velocidad máxima de los vehículos y hacer cumplir las normas de tránsito.

Además, requieren promover y fortalecer el transporte público en detrimento de los vehículos de motor privados, incrementar la inversión en urbanización, mejorar intersecciones y cruces de riesgo, acelerar la construcción de ciclovías, implementar estacionamiento gratuito de bicicletas, entre otros.

“Necesitamos medidas urgentes de carácter estructural que establezcan una política pública orientada a ayudar a los ciclistas, que cuiden a los peatones y creen una verdadera convivencia vial”, dijo Aguilera.

PANDEMIA Y DESIGUALDAD

Si bien podría pensar que con la nueva pandemia de coronavirus (que causa la enfermedad covid-19), las cuarentenas y las restricciones de salud, habría menos accidentes fatales, ha sucedido lo contrario.

La portavoz de Muévete, grupo de ciudadanos que promueve una cultura de educación para la seguridad vial y promueve el uso de la bicicleta, explicó el motivo de uno de los factores más extraños en cuanto al aumento del número de ciclistas fallecidos.

“Con la pandemia, y antes también con el estallido social, desapareció el control de las calles y además, como hay menos movilidad, el conductor motorizado se sintió más confiado, y ambos factores hicieron que los conductores comenzaran a acelerar por encima del límite permitido “, Señaló.

Además, explicó que uno de los problemas en la generación de políticas públicas es la enorme desigualdad social y territorial que existe en el país y, en particular, en la capital Santiago, que está siendo replicada por el gobierno.

“Cada vez que se anuncia una medida, se realiza una rueda de prensa en Providencia o Las Condes (barrios acomodados de la capital), a las autoridades les preocupa que parte de la ciudad repare o cree nueva infraestructura, sin pensar que la mayoría los muertos están en comunidades como Maipú, La Cisterna o La Florida (barrios populares de Santiago) ”, dijo.

Los ciclistas anunciaron que continuarán realizando actividades de protesta en las calles para llamar la atención de las autoridades, preparándose también para el 15 de noviembre, cuando se celebra el Día Mundial en Memoria de las Víctimas de Accidentes de Tráfico. (Sputnik)