image_pdfimage_print

La Roche-sur-Yon

La ciudad vivió grandes transformaciones a partir de 1804, cuando Napoleón I decidió convertirla en prefectura de la Vendée y lanzar un plan de urbanismo de corte claramente moderno. En el mundo ciclista, se convertía en tierra de sprinters en los años 30. En la última meta aquí del Tour en 1938, uno de los más rápidos de la época se alzaba con la victoria: con su maillot de campeón del mundo, el belga Éloi Meulenberg impuso su velocidad máxima en el velódromo.

CDC, en Tour.