El pedalero chileno no podrá competir hasta noviembre de 2024. Su equipo desapareció después de que la Justicia española lo sindicara como responsable de una red de distribución de sustancias ilícitas en diversos países de Europa.