El concepto, que comenzó en Ámsterdam, será exportado a 25 ciudades del mundo, entre ellas Nueva York.

En junio 2016 Anna Luten se convirtió en la primera alcaldesa del ciclismo de Ámsterdam y del mundo. Como una asesora trabajando a tiempo parcial en lugar de ser una política, el papel de Luten es servir de eje que une a los ciclistas con la ciudad y también con el público no ciclista con el fin de obtener mejor infraestructura, seguridad y comprensión entre los que andan en dos ruedas y los que no.

Cycle Space fue la organización no gubernamental (ONG) que inauguró el proyecto de la alcaldía del ciclismo y piensa exportar el concepto a 25 ciudades en todo el mundo, un plan que Luten misma arrancará en Nueva York en 2017.

CityLab habló con Luten sobre cómo va el proyecto en su primer año y lo que viene en el futuro. Esta conversación ha sido editada y condensada.

A pesar de suena como un gran título, ‘alcaldesa del ciclismo’ realmente es un papel consultor que no tiene autoridad directa. ¿Cómo has podido influir la toma de decisiones?

He estado hablando con muchas organizaciones, entre ellas el ayuntamiento de Ámsterdam. Actualmente están preparando un plan de ciclismo para la ciudad que abarcará los próximos años con el fin de analizar los retos que podrían presentarse y adonde destinar fondos. Me consultaron sobre eso y les aconsejé que pensaran más en los turistas. Ámsterdam ha estado tan ocupado con los visitantes este año que la industria de turismo surgió como un tema importante de debate entre el público, y la gente de la ciudad siempre se está quejando de que los turistas se paran en el medio de las ciclovías cuando ellos están tratando de llegar a sus empleos. Aconsejé que necesitábamos analizar cómo los visitantes usan bicicletas y cómo podemos mejorar sus habilidades para andar en bici y usar las ciclovías y pienso que esto se volvió parte del plan.
También les advertí que en el futuro las bicicletas quizás ocupen mucho más espacio. Actualmente las entregas mediante bicicletas de carga se están volviendo más comunes en Ámsterdam y es probable que haya una verdadera diversidad de diferentes tipos de bicicletas en el futuro. Tenemos que reservar espacio para esto.

¿También discutes estos temas con ciclistas regulares?

Desde luego también tenemos que mejorar el comportamiento de los ciclistas. A veces nos sentimos los reyes de las vías. Eso no tiene sentido y no es bueno para nuestra propia seguridad. Una de las cosas que queremos investigar es la psicología del ciclismo. Por ejemplo, ¿por qué las personas optan por rutas en que no se sienten totalmente seguras y que saben que las van a estresar?

¿Has enfrentado alguna resistencia a tu papel por parte de la ciudad o del público?

Por lo general encuentro que la gente en realidad me está llegando directamente con asuntos sobre el ciclismo porque saben que tengo contactos y pericia. Por supuesto siempre hay personas que se quejan de que debido al hecho de que tengo un trabajo en la industria del ciclismo [Luten es gerente de marca en un fabricante de bicicletas] y dicen que el papel de alcaldesa es un gran ejercicio de mercadeo.

¿Piensas que el concepto de alcaldía de ciclismo se puede exportar a otras ciudades?

Bueno, espero que sí, ya que en febrero me mudo a Nueva York para empezar el proceso de organizar su propio programa de alcaldía de ciclismo. Trabajar allá será fascinante, no menos porque tienen un estilo diferente de ciclismo. Creo que eso se debe en parte al hecho que —comparado con Ámsterdam— las distancias son tan enormes. Encontré que Brooklyn es un ambiente más relajado para el ciclismo, quizás hasta mejor que Ámsterdam, pero en Manhattan es muy diferente. Allá, a menudo los ciclistas evitan las calles principales y buscan rutas secundarias más tranquilas y así cambian un tiempo más lento de viaje por mayor seguridad y menos estrés. Organizar el proyecto quizás presente un reto pero es de alguna manera perfecto que el concepto de alcaldía de ciclismo viaje desde Ámsterdam a Nuevo Ámsterdam.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.