Consejos de Viaje

112

Las siguientes son algunas recomendaciones indispensables para quienes quieran iniciarse en esta fascinante aventura en pedales y también para los que han comenzado y no saben por qué algo no anda bien..

Preparando el viaje…

Después de tener el equipo básico y asegurarse del buen estado de la bicicleta, lo primero es ponerse a tono con la bici. Utiliza parques o caminos con poco tránsito, esto es lo ideal para familiarizarse con los componentes como la suspensión, pedales, velocidades y además con tu estado físico.

Es imprescindible hacer un calentamiento previo e iniciar el ejercicio en forma suave. Al finalizar, elongar te ayudará a recuperar la tonicidad muscular.

Cómo conducir más eficientemente una bicicleta

los valientes de la travesía del huemulLas primeras salidas sirven para acomodarse con las velocidades. Es ideal comenzar en un terreno con irregularidades poco marcadas. Cuando haya que escalar una cuesta hay que seleccionar un cambio más liviano (piñón más grande y/o plato más chico), al descender se hace al revés. La velocidad a usar la da cada uno, según estado físico, fuerza y otras características.

Yendo cuesta arriba debes adoptar una posición central sobre el sillín, modificándola según la pendiente, es decir, si la rueda trasera patina hay que retroceder el cuerpo sin despegarse del sillín. Si la bici tiende a “encabritarse” hay que desplazarse hacia delante.

En el descenso, se logra una buena estabilidad con los pedales a la misma altura, despegándose ligeramente del sillín y presionado la parte interna de los muslos hacia él (el sillín debe estar bajo, en una posición que acomode para esto).

En tramos de muy fuerte pendiente, hay que echar las caderas hacia atrás para repartir el peso del cuerpo y no irse hacia delante, además los codos deben estar en abducción (arquear los brazos) para evitar los futuros “achaques” a estas articulaciones.

Para frenar se realiza en función del peso de cada uno y de la velocidad que se alcance, se debe usar ambos frenos y probar en distintas circunstancias para conocer su eficacia.

Es importante tener en cuenta la cadencia, es decir, el tiempo que tarda el pedal en dar una vuelta. Los recorridos de larga distancia requieren una cadencia más alta (pedalear más rápido con cambios livianos), esto mejora la eficiencia del uso de energía, así se necesita un menor esfuerzo en el pedaleo.

EQUIPO BÁSICO:

Es otra parte importante, con el equipo adecuado podrás acabar tu viaje con todas las ganas de continuar en esta actividad.

1. Bicicleta. ¿Es ésta la mejor bicicleta para realizar la ruta? Hay que conocer la bici y anticipar los problemas que podría tener. Por ej., una parrilla muy usada o con una pequeña fractura no resistirá un viaje por camino de tierra. Entonces corresponde revisar la bici y todos sus componentes, para cambiar todo lo que pueda fallar antes del viaje!!

 

2.- Accesorios: Si es un viaje, debes pensar en cómo cargarás tu equipaje, la carpa, el saco de dormir. Recuerda que tu bicicleta será tu casa durante varios días y para ello necesitarás alforja o en su defecto, un bolso o una mochila que puedas fijar a la parrilla.

2. Mecánico.A veces no verás un mecánico en muchos kilómetros. Es necesario tener un conocimiento mínimo de cómo funciona la bici y la forma de hacer reparaciones simples.

3. Ropa.Conociendo el clima es fácil saber qué llevar para vestirse. Lleva la ropa justa y contempla lavarla en el camino. No hagas como nuestra amiga que llevó 10 poleras!!

Chequea toda esta información en nuestra sección La Bicicleta

 

PLANIFICACIÓN DE LA RUTA:

Antes de la partida es preciso tener en cuenta algunos elementos que nos ayudarán a llevar a cabo nuestro viaje con éxito. (Acá encontrarás una síntesis, para leer más busca los temas específicos en el menú del sitio).

1. Elección del lugar. Lo primero es saber cuánto es el tiempo que tenemos disponible y dónde queremos ir. Con esto ya podemos mirar mapas o consultar a otras personas sobre la distancia y el estado del camino, además de la documentación necesaria (ver anexo) para ingresar a esos lugares (si es fuera del país) .

2. ¿Qué es lo que busco? Es importante investigar a priori si al lugar adonde se va es lo que andamos buscando. ¿Para qué quiero este viaje? ¿Quiero un lugar sin gente y tranquilo, o quiero conocer mucha gente y tener mucho carrete? etc.

3. Otras actividades. También podemos combinar el viaje en bici con otras experiencias. Por ej., hacer trekking, realizar un safari fotográfico, bucear, etc.

4. Kilometraje. Debemos dividir la distancia total por el número de días que vamos a pedalear. Con esto podremos saber la cantidad mínima de pedaleo por día para lograr nuestro objetivo.
Esto de todas maneras es muy variable porque en la ruta te pueden pasar un montón de cosas, como quedarte en panne o incluso encontrar un paraíso que no vas a abandonar en unos cuantos días. Considera que cuando los días para viajar son escasos conviene mucho más tener el kilometraje claro y el avance diario mínimo que necesitas.

5. Descanso. Es conveniente estimar algunos días de descanso que puedes usar también para detenerte en un lugar que no pensabas que ibas a quedarte.

6. ¿Pedalear de noche? Considera que si vas a pedalear de noche y con lluvia es necesario disponer de la ropa adecuada, implementos de seguridad y algunos repuestos extras (por ejemplo, pastillas de frenos).

7. Usa cuenta kilómetros. Así podrán ver en forma clara tu ubicación en los mapas y las distancias que debes cubrir. Posteriormente puedes hacer una bitácora con estos datos, y por qué no, enviarlos a Ciclonautas.cl !!

8. Mapas. Nunca te fíes de ellos. No siempre traen información fidedigna en cuanto a distancias o lugares. Usa esa información sólo como una referencia, pero pregunta a ciclistas conocidos que hayan hecho el viaje, a los lugareños y si se puede a Carabineros para asegurarte.

9. Siempre lleva líquidos. Es esencial en cualquier salida, por corta o fácil que sea, beber líquidos que no sean gaseosos.

10. Nunca incorpores un elemento nuevo a una expedición. Siempre prueba en una excursión corta, los frenos nuevos, cambios, y especialmente el sillín!!

11. Mantén tu bici en buen estado. Es esencial que tengas nociones básicas de mecánica. Como mínimo debes saber reparar un pinchazo, tensar los frenos, apretar la dirección, reparar cortes de cadena y centrar los rayos. Lleva los repuestos necesarios para reparar estos desperfectos. Lo más útil sería llevar cámaras, parches, pegamento, desmontadores, bombín (inflador), un trozo de cadena o candado para cadena, cables de freno y cambios (no son iguales) y un multiusos con llaves allen y destornillador. Esto es lo mínimo necesario, aunque en un viaje todo puede pasar, lo demás es cosa de suerte y prudencia.

12. Usa neumáticos adecuados para la ruta que vas a realizar. Si el camino es todo pavimentado usar neumáticos lisos te ayudará a mejorar la eficiencia del pedaleo. Si el camino es con ripio en buen estado unos neumáticos semi-slick serán ideales y si quieres sufrir en la cordillera o en caminos como La Carretera Austral lo más conveniente es que uses neumáticos con muchos tacos.

13. La posición sobre el sillín será por varias horas, por lo que debes buscar la máxima comodidad. Pedalear con una cadencia alta, usar manubrio de doble altura y regular el sillín en la posición correcta evitará problemas de espalda, rodillas y otros.

14. Usa parrilla para llevar alforjas en expediciones y una mochila con un cambio de ropa y alimentos en excursiones por el día. Las mochilas en la espalda están totalmente contraindicadas, en todo caso, no hay como sentir la libertad de no llevar ningún peso a cuestas, al menos algo puesto. Esto es algo que los montañistas nos envidian. Equilibra el peso del equipaje en las alforjas, sino, vas a estar “peleando” con la bici para avanzar correctamente.

15. La elección de la vestimenta dependerá del número de días de la expedición y del estado del tiempo. El estilo depende de cada uno, aunque por experiencia a los ciclonautas no nos gustan las tricotas llenas de marcas gigantes que afean cualquier foto.
La recomendación general, con frío o calor, es usar ropa de materiales respirables que permiten la evaporación del sudor. Por lo mismo la ropa de algodón no es para nada recomendable. También una cualidad de la ropa respirable es que se seca rápidamente. Además estos materiales permiten pedalear en pleno verano con manga larga para evitar quemaduras por la exposición prolongada al sol (ver anexo “Ropa técnica para pedalear” a la derecha de esta página).

16. He dejado para el final el consejo más importante, porque finalmente todo lo demás es solucionable, pero ir con unos buenos compañeros de viaje, >que tengan tu misma visión y preocupación por cuidar el entorno, que se preocupen de mantener la unidad en el grupo de pedaleo y que sepan anticipar y estar atentos a cualquier ayuda que requiera un compañero y de compartir una agradable convivencia. Sin duda, un viaje exitoso va a depender un 70 % ó más de este factor.

 

Con todos estos antecedentes definidos podrás estimar si es posible realizar este viaje con todas sus características y obviamente, con un final exitoso.

 

Tomado: http://www.ciclonautas.cl/consejosdeviaje