Emilio Crema Bonacic, joven ciclista: “Este evento fue mi preparación para lo que se viene dentro del año”

217

El competidor junior sumó un tiempo de 10 horas, 20 minutos, 55 segundos y 80 centésimas en las tres etapas de la carrera de mountain bike.

Emilio Crema Bonacic (15) es el nombre del joven ciclista que este domingo 28 de enero se consagró como la promesa regional del mountain bike, tras la dura competencia internacional Terra Australis Mountainbike Race 2018. En el evento deportivo, que consistió en una carrera distribuida en tres etapas durante el fin de semana, el magallánico obtuvo el primer lugar en su categoría y el sexto lugar a nivel general, entre 150 competidores de países como Costa Rica, Colombia, España, Argentina y Chile.

Emilio, quien acaba de pasar a tercero medio en el Colegio Charles Darwin, corre en bicicleta desde los 8 años. Su primera competición, en un evento también organizado por MTB Patagonia, fue en la Reserva Magallanes, donde resultó ser el vencedor. Desde entonces, su pasión por el ciclismo en mountain bike se ha mantenido, tanto así, que ya lleva dos años entrenando a un nivel más exigente. Su preparador es Andrés Calderón, quien cada mes le envía un Excel con un plan de entrenamiento desde la ciudad de Pucón, Región de La Araucanía. En base a eso, Emilio organiza sus tiempos y ve cómo cumplir con el deporte y sus otras actividades.

El Terra Australis Mountain Race 2018 es considerada como la carrera por etapas más austral del continente americano. Esto porque, durante tres días, los ciclistas tuvieron que pasar por diferentes fases que los llevaron por los senderos del confín del mundo, entre bosques y ríos australes. En la versión de este año, la primera etapa fue de 50 kilómetros y 1.500 metros de altimetría, donde se abarcaron los parajes de la Reserva de Magallanes, Club Andino, Laguna Lynch y campos de Radic. La segunda, de 60 kilómetros y 1.300 metros de altimetría, inició en el Motódromo del Barrio Industrial y culminó en campos interiores. Finalmente, la tercera consistió en un circuito de 73 kilómetros con más de 1.850 metros de altimetría, lo que aumentó considerablemente la complejidad de la competencia. No obstante, el joven ciclista magallánico iba preparado: “este evento era como mi preparación para lo que se viene dentro de este año”.

A futuro tiene varias carreras en el norte de Chile y Argentina, además de los campeonatos nacionales que son tres en la modalidad de mountain bike. A eso se suma el campeonato en La Araucanía, que es en ruta. Todo esto es posible –asegura- gracias al apoyo de su familia y a las facilidades que le da su colegio ante los diferentes eventos deportivos a los que asiste.