La prueba se disputará entre el 27 de noviembre hasta el 2 de diciembre.

Por primera vez, la organización traerá a un equipo europeo a participar.

La 33ª versión de la prueba ciclística más importante del país la Vuelta a Chile confirmó su programación y las modificaciones que tendrá para mejorar el rendimiento de los deportistas nacionales.

Este año se disputará entre el 27 de noviembre y el 2 de diciembre, la que se dividirá en seis etapas que irán desde Concepción hasta los circuitos urbanos de Santiago, pasando por: Chillán, San Javier, Talca, Curicó, San Fernando, Graneros y Farellones.

 

Sin embargo, los equipos nacionales que quieran participar deberán superar las ocho fechas clasificatorias, la que iniciará a contar de marzo en Los Lagos y que llegará hasta los Valles del Huaso y Elqui, terminando el 11 de noviembre, dos semanas de la Vuelta a Chile.

subirCambios en la clasificación

Para evitar que nuevamente ningún equipo nacional se suba al podio de la competencia de ciclismo más importante del país, la organización agregó una tercera etapa a cada fecha de clasificación: Gran Fondo, donde pasará de 130 a 180 kilómetros; el Circuito y, por primera vez, se agrega un contrarreloj individual y por equipos.

La idea es aumentar la competitividad de los chilenos respecto de los competidores internacionales“, señaló Daniel Bretti, entrenador de la selección nacional de ciclismo, al diario La Tercera.

De esta manera, saldrán los diez equipos nacionales que competirán. A ellos se sumarán seis elencos internacionales, uno más que la versión 2017, pues la organización invitará a un equipo europeo, que puede ser de Alemania, España o Italia.

El resto de los equipos internacionales serán de Brasil, México, Argentina, Uruguay y Colombia. Todos los elencos tendrán seis ciclistas, totalizando 96 competidores.