En su semana más dura, Richard Gwynne dice no tener líos con nadie y que buscan más eventos internacionales.


Richard Gwynne (59) no parece cansado. Los últimos 10 días han sido de extremada complejidad para su Federación, pero él parece tranquilo. Se pasea por el velódromo de Peñalolén sin problemas, supervisando que ido esté en orden. Algo que consiguieron en último momento. En una pausa, acepta el diálogo con La Tercera.

Qué semana le tocó.
De locos. Con toda la demanda de cosas que ha sucedido, la verdad es que ha sido una locura. Lo bueno es que todo ha resultado en conformidad a las exigencias de la UCI.

¿Temió que en algún momento la Copa no resultara?
No, no. Teníamos la confianza en que se iba a hacer. Para los seleccionados nacionales son muy importantes estos eventos, por eso siempre tuve la tranquilidad.

Han sido duras las acusaciones de los deportistas hacia la Federación.
Creo que a veces hay malos entendidos y en el calor de la batalla se dicen cosas, pero se conversó con los deportistas, los puedes ver, están entrenando, está todo en regla. Aclaramos varios puntos y ahora está todo bien.

¿Cuáles son las pretensiones como organizador de este evento?
La idea es dejar bien parado a Chile como país organizador. A la vez, estamos tratando de pedir dos eventos internacionales más para el próximo año y creo que ésta será la prueba de fuego.

¿Qué clase de eventos pretenden?
Eventos de pista. Puede ser otra Copa del Mundo, otras fechas UCI… la idea es organizar nuevos certámenes para preparar un equipo de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio.

¿Cree que resulte? Hubo muchos retrasos para éste evento.
Mire, aquí ha habido muchos malos entendidos. Oficialmente la pista tenía que estar abierta el miércoles pasado, como ocurrió. En el calor de las conversaciones se han dicho muchas cosas, no quiero culpar a nadie por decirlas, pero lo cierto es que las cosas se han hecho como correspondían. La pista está en regla, en buen estado y la gente de la UCI se ha mostrado conforme.

¿Tuvo temor de que el equipo chileno no compitiera?
No, de verdad que no. Siempre tuve la confianza porque, le vuelvo a decir, siempre tuve la confianza de que iban a correr. Este evento es muy importante para ellos, que son profesionales.

Sin embargo, el entrenador del equipo, Miguel Droguett, se fue el día más importante del año.
A ver. Miguel Droguett nos informó en marzo de que su hija se casaba en esta fecha. Todavía nosotros no teníamos el conocimiento de que íbamos a adjudicarnos la Copa. El pidió el permiso y se le autorizó. En mi caso, como padre, si hubiese estado en una situación similar hubiera optado por estar con mi hija. No puedo culpar a Miguel, porque ya estaba conversado con mucho tiempo de antelación.

¿Por qué se hizo el reemplazo recién esta semana, entonces?
Es que Arturo Corvalán está, entre comillas, reemplazando a Miguel como entrenador. Él es un excelente técnico y esto estaba conversado hace tiempo. Se les explicó también a las distintas asociaciones y todas estaban de acuerdo. Además, mire, los deportistas están muy bien entrenados y el técnico sólo les da algunas indicaciones específicas. Eso también lo pueden hacer otras personas.

Dentro de poco son las elecciones de la Federación. ¿Va a la reelección?
No lo sé. Hay conversaciones pendientes. Temas que ver con mi directorio. Lo que a mí me tiene tranquilo es que, a mi parecer, los eventos que hemos organizado se han hecho bien. En los Panamericanos y los Sudamericanos hemos obtenido varías medallas también revivimos la Vuelta de Chile, y organizamos esta Copa del Mundo. Entonces, a mi forma de ver las cosas, tan mal no lo ha hecho este directorio.

Soñemos. ¿Cuáles serían los desafíos de su directorio ante un eventual nuevo mandato?
Tratar de seguir en la línea que estamos. Traer más eventos UCI, seguir con la Vuelta de Chile y alguna competencia más. Sacar a las selecciones a competir internacionalmente, para que se fogueen y puedan terminar en las olimpiadas.

¿Y solucionar el conflicto con sus deportistas?
Lógico. Es que nosotros estamos llanos a conversar con todos, sea ciclista, técnico o apoderado. Aquí no se le han cerrado las puertas a nadie, se recibe a todos. Yo, como presidente, me debo a los deportistas y las asociaciones. No tengo nada contra nadie.

eldeportivo.latercera.com/