Frenos hidráulicos, puños y neumáticos están entre los accesorios más requeridos a la hora de la puesta a punto de las biciletas MTB. Expertos comentan que es clave que los repuestos ofrezcan una buena resistencia y peso. La fibra de carbono es el mejor material.

La primavera se encuentra a la vuelta de la esquina y las calles de la ciudad se empiezan a poblar de bicicletas. Pero también es el momento para volver a disfrutar de rutas MTB los fines de semana, tomando en cuenta que aún no están los clásicos 30°C del verano.

Frenos hidráulicos, puños y neumáticos están entre los componentes más requeridos a la hora de la puesta a punto para los fanáticos.

Pablo Arias, participante del campeonato nacional de ciclismo y representante de la tienda especializada Extreme Zone, señala que “los frenos hidráulicos son clave, así como un asiento cómodo y neumáticos que puedan adaptarse a la necesidad de dos terrenos distintos. O sea, un neumático delgado que en la ciudad no coma tanto pedaleo ni fuerza, pero que en un camino de tierra o ripio, tenga agarre y se pueda doblar tranquilo, seguro y cómodo”, dice Arias.

 

Los expertos comentan también que los componentes deben tener buena resistencia y peso: “El carbono ha cumplido muy bien esa función. Se ha incorporado en bastantes áreas de la bicicleta, como bielas, patas de cambios, cuadro, manillares, tubos y sillines”, explica Luis San Martín, ciclista profesional y representante de Scott Chile, cadena especializada en la venta de productos y servicios de alto desempeño.

San Martín asegura que una de las marcas más destacadas a la hora de mejorar los componentes originales de la bicicleta es la línea XTR de Shimano, ya que mantiene una buena relación entre precio, calidad y peso, una de las claves a la hora de elegir frenos y transmisiones. “En mountainbike se utiliza siempre el freno de disco a base de aceite, por lo tanto se está usando el XTR, que es el tope de línea de Shimano, después viene el XT, SLX y Deore”, dice San Martin.

 Desde Extreme Zone comentan que piezas como los tubos de asiento regulables en altura ayudan a mejorar el rendimiento en zonas como cerros. “Se puede apretar un botón para que el asiento baje. Entonces no es necesario detenerse, En cuanto a frenos, si se tiene uno de dos pistones, a lo que se debe pasar es a uno de cuatro. Eso mejora la frenada, porque hay más superficie de contacto sobre el disco”, manifiesta Arias.

Dejar respuesta